logo cuerpo conciente
pilates pilates reformer trapecio pilates
Sesiones de Elongación Asistida
Tecnicas Manuales de liberación miofascial

 




En contra de la opinión general y creencia popular de que la mente es la dueña absoluta del cuerpo, según exponen, entre otros los científicos cristianos y en contra de la opinión general y creencia popular de que el cuerpo es el dueño absoluto de la mente según exponen los llamados directores e instructores de cultura física moderna, que centran sus esfuerzos únicamente en el desarrollo de los músculos del cuerpo por diversas maquinas y otros aparatos, sostenemos que ninguna de ambas teorías ofrece la solución correcta a nuestros problemas de salud. Mantenemos, por el contrario, que la solución correcta a los males que aquejan a nuestra salud actualmente solo puede ser reconocer el hecho de que el desarrollo normal del cuerpo y la mente es posible, no enfrentando el cuerpo contra la mente o viceversa, sino reconociendo las funciones de la mente y las limitaciones físicas del cuerpo, de modo que pueda alcanzarse una completa coordinación entre ambos
La teoría propugnada por el autor es segura, sensata y sana, mientras que las otras teorías consideradas son perniciosas y peligrosas. Así lo indican los periódicos cada día al consignar la muerte de alguno de nuestros más destacados hombres y mujeres -educadores, científicos, inventores, médicos, industriales, banqueros, políticos, actores, abogados y artistas que mueren, en la mayor parte de los casos- en la flor misma de la vida. Por desgracia, con demasiada frecuencia la muerte se los lleva precisamente cuando alcanzan la cima de su vocación, privando al mundo de sus servicios más valiosos. Muchos de estos notables sufren en silencio inenarrables agonías durante años, acuciados por la ambición de cumplir sus objetivos y aunque ellos mismos y sus familiares tomen plena conciencia de su estado, el público en general lo desconoce por completo. Estos mártires de las falsas doctrinas sobre la salud mueren relativamente jóvenes. En general no se sabe que muchos de nuestros más populares mal llamados "expertos directores e instructores de cultura física", nuestros campeones de atletismo y otros deportes, han padecido durante años diversas afecciones. Especialmente han estado sometidos a la temida enfermedad cardiaca. De hecho, muchas de estas personas mueren incluso antes de haber llegado a la flor de la edad; otras inmediatamente después de haberla alcanzado. Salvo en el caso de los accidentes, ¿acaso no indica esto que pese a su proclamada fe en las teorías y métodos que exponen (y es preciso concederles el beneficio de la duda)- están errados en sus enseñanzas? En lugar de mejorar su salud y prolongar su vida al adoptar la práctica de sus teorías y métodos, de hecho dañan la salud y acortan su vida, como acreditan su propia muerte prematura y los registros de longevidad establecidos por otras autoridades en el campo de la cultura física, cuyas teorías y meteos son diametralmente opuestos a los suyos. 
El sistema de estos últimos ha de ser correcto, ya que la aceptación y práctica de sus teorías y métodos por otros, y por ellos mismos, da lugar a una mejor salud y a una vida más larga, y con frecuencia extraordinariamente larga. Ese es el vicio oculto de su propuesta, muy pocos de esos paladines de la cultura física pueden demostrar que sus doctrinas harán a quienes la practican vivir mas, y mas felices, que a quienes jamás se entreguen a ejercicios artificiales de ningún tipo. Muy pocos de esos llamados fisioculturistas, practican hasta los 60 años o más, lo que predican en su juventud, y muy pocos de ellos pueden acreditar sus afirmaciones con la prueba de su propia condición física al alcanzar esas edades, si es que llegan a ellas. Seria extraordinariamente difícil encontrarlos, porque no hay muchos así. Es hora ya de que se promueva un comité formado por personas influyentes con el fin de investigar el triste y deplorable estado de ignorancia que existe en relación con una de las más simples, sino la más simple, de las leyes de la naturaleza -el equilibrio del cuerpo y la mente- y su inexistente aplicación practica en nuestro actual programa de educación y entrenamiento físicos. En nuestra época, con una instrucción mental cada vez más intensa, el sistema humano depende crecientemente de la vitalidad del cuerpo, la cual así vez depende de la coordinación absoluta de cuerpo y mente, de un equilibrio perfecto. ¿Que es equilibrio del cuerpo y la mente? Es el l control consciente de todos los movimientos musculares de cuerpo. Es la utilización y aplicación correctas de los principios de la palanca que aplican los huesos que componen el armazón del cuerpo; un conocimiento completo del mecanismo del cuerpo, y una comprensión cabal de los principios del equilibrio y la gravedad en su aplicación a los movimientos del cuerpo en movimiento, en reposo y durante el sueño. Faltando ese conocimiento- que denominamos "CONTROLOGÍA" no puede alcanzarse la perfección física, ni la vida normal que lleva aparejada y es inevitablemente la muerte a una edad relativamente prematura. Salvo que se repudie el sistema actual, que ignora el arte y ciencia de la CONTROLOGÍA fueran aceptados y practicados universalmente, podría predecirse con seguridad que sus métodos harán más mal que bien. Por el contrario si el arte y la ciencia de la contrología fueran aceptados y practicados universalmente, podría predecirse con certeza que la angustia mental y el sufrimiento físico se reducirían progresivamente de generación en generación, y la vida sería un autentico placer, en lugar de la maldición que es hoy para muchos de nuestros congéneres. Por lo tanto recomendamos que todos adquieran el conocimiento de la ciencia y el arte de la Contrología. La contrología está basada en lo aprendido durante una vida consagrada al estudio de los principios subyacentes que regulan las leyes de la naturaleza. Baste decir que los hábitos incorrectos son responsables de la mayor parte de nuestras dolencias, si no de todas ellas. Es igualmente cierta la afirmación de que solo con una educación adecuada es posible sustituir los malos por buenos hábitos, dependiendo el tiempo necesario para ello del estado físico y la edad de cada uno y, aunque el coste es comparativamente simbólico, la recompensa cierta es la recuperación de la salud y de una renovada forma felicidad. ¿Donde puede obtenerse esa información? ¿Quien está capacitado para proporcionarla? El que critica algo sin ofrecer a cambio una alternativa constructiva y probada, haría mejor en no criticar. El idealista preocupado por el progreso de la humanidad está obligado a criticar constructivamente nuestros sistemas actuales de educación y entrenamiento físicos y demostrar irrefutablemente en su propio cuerpo y en el de sus discípulos y estudiantes que son innegablemente perniciosos. Ha de prestar su apoyo a la consumación de un cambio inmediato que sustituya nuestros sistemas actuales, por la práctica y la teoría y práctica correctas. En consecuencia el que suscribe ofrece exponer brevemente los principios generales de sus teorías y métodos sobre el equilibrio del cuerpo y la mente, en los cuales se funda la ciencia y el arte de la CONTROLOGÍA. Ofrece demostrar la veracidad de sus afirmaciones a cualquier persona que desee cooperar con él, con un ánimo en mayor o menor grado altruista y filantrópico, en su objetivo de difundir las doctrinas de su sistema y ofrecer información detallada sobre sus ideas personales en lo que concierne a la “tensión” y la “relajación” y su relación con la obtención y mantenimiento de una salud normal, para que el mundo en general obtenga los beneficios que de ellos e derivan.

Extracto del libro TU SALUD, publicado por JOSEPH H. PILATES en 1934.


PROHIBIDA LA REPRODUCCION TOTAL
O PARCIAL DE NUESTROS CONTENIDOS

Todos nuestros contenidos poseen registro de propiedad intelectual©
en la Dirección Nacional del Derecho de Autor. Copyright 2004
el uso y/o reproducción de los mismos solo quedan autorizados previo consentimientode Cuerpo Conciente® vía mail a info@cuerpoconciente.com.ar