logo cuerpo conciente
pilates pilates reformer trapecio pilates
Sesiones de Elongación Asistida
Tecnicas Manuales de liberación miofascial


 

Aprender Pilates ¿Con Visión Periférica o con Visión Túnel?
Por Manuel Alcazar


Si te consideras profesor de Pilates, es tan importante como tener una adecuada formación específica en el método, lo es tener visión periférica, que sirva para observar y aprender de lo que están haciendo otros compañeros en el estudio y desarrollo del cuerpo y su movimiento.

Joseph Pilates estableció una manera de estructurar y organizar el movimiento en base a decenas de años de estudio, análisis, errores y aciertos. Cuando empiezas a distinguir el fondo de la forma, observas que existen múltiples herramientas que te facilitan llegar al objetivo final: "mejorar la salud de la persona a través del movimiento". Y también empiezas a darte cuenta de algo: en muchos casos hacemos cosas muy parecidas llamándolas de manera diferente. Hay quien se empeña en seguir queriendo demostrar que su caja de herramientas. es mejor que la del vecino. Pero a mí me gusta mirar de reojo lo que hace el vecino porque a veces observas que está sacando partido de esa llave inglesa perdida en el fondo de tu caja, que no estabas sabiendo utilizar. O ves, que estabas empeñado en usar el destornillador phillips, para algo donde uno plano sería más indicado.

Tres conceptos que seguro estás desarrollando en tus clases de Pilates, pero explicados por Héctor García.

Es importante conocer ejercicios, pero lo más valioso es que te ayuden a entender el cómo, el porqué y sobre todo para qué. Y lo que más admiro de Héctor es que consigue plasmar procesos muy complejos que acontecen en nuestro cuerpo, en una ilustración y una breve explicación.


Aquí te presento algunos:


1. Estabilidad lumbo-pélvica. El ejercicio de insectos muertos o “dead bugs”, a pesar de no ser un ejercicio del repertorio clásico, es posible que en tu formación de suelo lo vieras como un ejercicio de estabilización con el objetivo de mantener la columna neutra.


“Ejercicio popularizado en los últimos años por el Dr. Craig Liebenson, el movimiento consiste en estabilizar la región lumbopélvica frente al desafío (extensión) que supone la “caída” de extremidades contrarias. Un movimiento avanzado que requiere de una fuerte activación de la pared abdominal. Aquí tienes tres variantes más sencillas. RECUERDA: mantén siempre la LORDOSIS NEUTRAL de la columna y realiza un BRACING (activación global de la pared abdominal) antes de mover las extremidades (pero sin redondear la espalda contra el suelo, llevando la pelvis a retroversión)”


2. Alineación en posición lateral. La elevación lateral y sus variaciones posiblemente las lleves a cabo como progresión a la patada lateral o “side kick”. En la posición, siempre se hace hincapié en la estabilidad de la pelvis (una cadera sobre la otra), elongación axial, así como mantener la longitud de la pierna, proyectando el pie lejos pero ¿Por qué? ¿Qué está ocurriendo en nuestra pelvis-pierna-cadera?


“Tratamos de activar de manera selectiva las fibras verticales del glúteo medio (aquellas con mayor responsabilidad en la estabilidad pélvica durante el apoyo monopodal). Para ello tienes que alinear la pierna superior (la resistencia en este movimiento) con el tronco; imagínate con la espalda apoyada sobre la pared y el talón deslizándose sobre ella. Cuando la pierna se adelanta en relación al tronco, el glúteo medio descansa ya que se favorece la línea de acción de las fibras oblicuas del glúteo mayor. Si por otro lado observamos que la pierna rota externamente (el pie comienza a apuntar al techo) piensa que esto es una acción compensatoria que puede indicar bien que un glúteo medio débil esta pidiendo ayuda a los flexores de cadera o también un posible acortamiento de los rotadores externos de la cadera. Ten en cuenta también que la pelvis se debe de mantener neutra y evitar cualquier colaboración en el ejercicio en términos de inclinación lateral”.


3. Respiración. Por ser uno de las principios básicos de Pilates podríamos pensar que es algo que no se tiene en cuenta en otro tipo de métodos o sistemas de entrenamiento. Pues parece que no. Ya que no sólo en Pilates, sino cualquier gesto deportivo o del día a día, la respiración facilita el movimiento de la columna y sabemos que la exhalación mejora la flexión de columna, la inspiración facilita la extensión dorsal. Además sabemos que cómo respiremos tiene una incidencia directa en nuestra postura.


“¡Libera tu diafragma, libera tu respiración!. Mira esa actitud cifótica… Pobre diafragma, esta encerrado ¡Como quieres que trabaje así!. Vamos a mejorar la extensibilidad de la columna dorsal a fin de facilitar la expansión torácica necesaria durante la inspiración. Y que hay de la alineación cabeza-cervical. ¿Sabias que una proyección adelantada de la cabeza favorece la entrada de aire por la boca inhibiendo la función diafragmática y facilitando la musculatura accesoria de la respiración?”

¿En serio crees que Héctor en estos gráficos no te está aportando nada diferente de lo que ya estás desarrollando en una clase de Pilates?. Éstos son sólo 3 ejemplos que pueden resultarte familiares pero si visitas su Facebook encontrarás muchas más. Yo en cambio tengo la sensación de que, sin pretenderlo, nos está ayudando a entender de manera clara, práctica y basada en la evidencia científica por qué nos funcionan tan bien esos ejercicios que estamos llevando a cabo y que en la mayoría de los manuales de Pilates no nos están sabiendo explicar porqué. No sólo eso. Nos saca de la visión túnel de las Facultades de Ciencias del Deporte, mostrando que la anatomía y la biomecánica son cuestiones de comprender y no de memorizar.

Sal de la visión túnel mira a los lados. Duda, pregunta y busca respuestas… y sigue dudando de ellas… porque la ciencia avanza y esas respuestas cambiarán… o tal vez no (no lo sé… ;-) )